13 de mayo de 2013

| FOTOGRAFÍA | Dual

Llevaba tiempo ya leyendo sobre técnicas fotográficas en internet y fue hace ya casi medio año que recibí mi muy querida cámara fotográfica. Una preciosa Nikon D5100 que si bien es de gama media, ello no la hace inútil. Todo lo contrario, es realmente un monstruo y para lo que costó, hace casi tantas maravillas como mi madre en la cocina cuando es mi cumpleaños —se entiende que es realmente muchísimo, ¿verdad?—.
Fue entonces, a unos tres días de tenerla en mis manos, que decidí probar alguna de aquellas mágicas técnicas vistas en blogs tales como dzoom o xatakafoto, entre otros. Así que cogí mi cámara, una pequeña linterna, un pequeño trípode y me dirigí hacia el lugar más oscuro de mi hogar: el baño.

Finalmente, y después de girar catorce veces la cabeza mientras me alumbraba el rostro, salió lo que buscaba:


A la foto la llamo "Dual" 
— | f/29 | 20s | ISO 100 | —
Ejem... y sí, ese soy yo.